Boletín de Noticias

* Subscríbete para recibir las últimas noticias en tu e-mail

Últimas Noticias

11 Jul 2020

Nota

Greg Roman tiene un problema envidiable con los Ravens
Americano

Greg Roman tiene un problema envidiable con los Ravens 

Mi evento 360

El legendario manager de los Yankees Casey Stengel solía decir: “Si tienes cuatro primeras base en el equipo, entonces no tienes primera base”. Los Baltimore Ravens, obviamente, no comparten ese mantra.

Apenas un año después de imponer un récord de la NFL en yardas por tierra para una temporada con 3,296 en camino a la mejor marca de la Liga (14-2), los Ravens utilizaron su selección de segunda ronda en el pasado Draft en J.K. Dobbins, añadiéndole otra pieza a un backfield de profundidad envidiable.

Para muchos, malabarear el tiempo de juego entre Dobbins, Mark Ingram (1,018 yardas), Gus Edwards (711 yardas) y Justice Hill (225 yardas) sería un desafío con el que no quisieran tener nada que ver. El coordinador ofensivo de Baltimore, Greg Roman, es la excepción.

“Me encantan los buenos problemas”, dijo Roman el martes. “Creo que al paso de los años he aprendido, y si tenemos buenos problemas, mándenlos conmigo. Lo digo sin jactarme. A los jugadores talentosos, trabajadores y que aman el football, mándenmelos”.

La parte más difícil del trabajo de Roman no es exprimirles yardas a cuatro jugadores que ya han demostrado que son capaces de conseguirlas, sino mantenerlos contentos a todos y dejar el ego en la puerta para ayudar a un equipo que, claramente, tiene asuntos inconclusos. El experimentado coordinador simplemente no ve dónde existas si quiera un problema.

El hecho de que tengamos a muchos jugadores en la posición de running back simplemente me emociona como no tienen idea”, añadió. “Sin duda encontraremos la forma de que esto funcione. Tener un backfield como este es una bendición”.

Con todas esas armas en el arsenal, sin contar a un tal Lamar Jackson, es lógico pensar en que los Cuervos evolucionan para convertirse en un ave completamente terrestre. El hecho de que jugadores como Edwards estén dispuestos a facilitarle el trabajo a Roman y al coach John Harbaugh de balancear la lucha de egos, hace que el equipo sea todavía más temible.

“Creo que Roman está comprometido con esto, parece que Harbaugh está comprometido con eso”, dijo Edwards sobre la posibilidad de romper el récord terrestre que impusieron el año pasado. “Ese es el primer paso. Veremos a dónde nos lleva. Yo estoy emocionado. Es la oportunidad de hacer historia”.

Más allá del récord, Roman, Harbaugh y los Ravens tienen la obligación de replicar el éxito de 2019, con la presión añadida de que no se pueden quejar por falta de talento o de experiencia.

comprar likes

Nota Original: Ver Nota

Puede Interesarte

Notinacion.com -  Nos dedicamos a traerte las mejores noticias del momento.